15 CONSEJOS DE JARDINERÍA PARA PRINCIPIANTES

15 CONSEJOS DE JARDINERÍA PARA PRINCIPIANTES

15 CONSEJOS DE JARDINERÍA PARA PRINCIPIANTES

Todos hemos soñado con tener un hermoso jardín que no solo adorne nuestro hogar sino que también sirva de refugio cuando el estrés nos abruma.


¡No deberíamos desanimarnos por la falta de experiencia!

La jardinería es un arte que requiere dedicación y conocimiento pero que se puede aprender lentamente. Por este motivo, y con el objetivo de ayudar a las personas que hasta el momento se han sumergido en este mundo mágico, hemos decidido recopilar los siguientes consejos de jardinería para principiantes.

1. Primero tenemos que definir el final del jardín Un jardín puede servir para plantar flores de mil colores, crear espacios adecuados para el esparcimiento y cultivar verduras. Por tanto, es necesario desde el principio definir la función a cumplir y delimitar claramente las áreas para cada propósito. De esa forma sabemos lo que queremos y es mucho más fácil imaginar cómo lo vamos a construir. Si el presupuesto lo permite, vale la pena contratar a un paisajista que nos ayude a diseñarlo. Esto nos da una combinación perfecta de colores, alturas y posiciones.

2 .Evaluar el clima de la zona Antes de comprar las plantas debemos conocer en profundidad las condiciones climáticas de la zona en la que pretendemos desarrollarnos nuestro jardín (caliente, desértico, tropical, húmedo, frío, etc.). De esta forma, cuando visitamos la guardería, podremos elegir, con el asesoramiento de profesionales locales, flores, arbustos, hierbas y arbustos que realmente se adapten al clima en el que serán plantados. En este contexto, no podemos ignorar los lamados microclimas, que se refieren a climas específicos de áreas mucho más pequeñas. Por ejemplo, el microclima en un lugar que recibe luz solar todo el día no es el mismo que debajo de un árbol de hoja caduca.

3. Considera la intensidad de la luz Todas las plantas necesitan luz para vivir, aunque en diferentes cantidades e intensidades. Por ejemplo, incluso si la etiqueta de un bush dice que es para exteriores, que puede que no resista la luz solar directa por mucho tiempo o que solo resista la luz solar difusa, como es el caso de las orquídeas. Por lo tanto, antes sembrar cualquier planta, debemos leer atentamente las instrucciones o pedir consejo al vivero donde las compramos. Por eso, garantizamos su ubicación en el lugar perfecto.

4. Evaluar el sustrato o suelo Hay plantas que requieren suelos más arenosos y drenados para vivir, como los cactus; otros, como heliconia, prefieren suelos más arcilloso y húmedo. En otras palabras, cada tipo necesita un sustrato específico. En consecuencia, antes de sembrar debemos conocer el tipo de suelo de nuestro jardín y cúbralo con abono orgánico. De esta manera fertilizamos naturalmente y promover la actividad biológica en el suelo, dando como resultado plantas más saludables. La misma lógica se aplica a los arbustos que plantamos en macetas.

5. Riegue sus plantas con la frecuencia correcta La mayoría de los principiantes creen que cuanta más agua pongan en sus plantas, más rápido y saludable crecerán. Gran error. No todas las plantas necesitan la misma cantidad de agua para vivir. Normalmente, las plantas de exterior deben regarse al menos una vez a la semana,pero el ciclo puede variar según la especie, las condiciones climáticas y los niveles de evaporación de la zona donde tenemos el jardín. En cualquier caso, recordemos que el riego se realiza en el suelo y no directamente sobre las hojas o flores de las plantas. Esto los hace propensos a las plagas y la pudrición.

6. Fertilización adecuada Otro error común que cometen los principiantes es fertilizar nuevas plantas del vivero. No hay necesidad. Por lo general, ya están bien fertilizados. Lo más inteligente es esperar a que se adapten a su nuevo hogar o esperar el primer trasplante en maceta.

7. Poda frecuente Si queremos ver nuestras plantas sanas, necesitamos podarlas con una cierta frecuencia para eliminar los elementos que impiden el paso de la luz solar a todo el jardín o su desarrollo normal (flores dañadas, frutos podridos o ramas secas, rotas y enfermas).
No olvidemos que el corte específico varía de una especie a otra; por tanto, tenemos que informarnos al respecto.

8.Adquirir herramientas básicas Ser un buen jardinero es adquirir y elegir adecuadamente las herramientas y utensilios para mantener nuestro jardín. Alguna de la parafernalia básica que debemos tener son:

  • Ropa de trabajo
  • Rastrillo
  • Pala (varios tamaños para diferentes tipos de jardín y macetas)
  • Tijeras de jardinería
  • Podadoras y desbrozadoras
  • Una manguera y rociadores.
  • Cortar ramas
  • Una manguera y rociadores.
  • Guantes
  • Macetas y macetas

9. Considera la altura de las plantas Al plantar nuestras plantas debemos tener en cuenta la altura de cada una de ellas para que a medida que crezcan las plantas más grandes, no priven de luz a las más pequeñas y las hagan morir. O, por el contrario, plantar sin tener en cuenta el exceso de sol para algunos.

10. Almacenamiento de semillas Uno de los mejores trucos de jardinería es almacenar semillas, tallos y más en frascos limpios y en lugares secos. De esta forma evitamos que germinen por sí solos.

11. Deje que los insectos vivan en el jardín No todos los insectos son dañinos. Algunos, como las abejas y las mariposas, polinizan las flores; otros pueden ser dañinos si aparecen demasiado. De la misma forma, aunque no son insectos reales, las lombrices alimentan el suelo con nutrientes a través de sus excrementos, airean el suelo y controlan su pH. En este sentido hay muchos otros animales que son buenos para nuestro jardín. Tenemos que asegurarnos de que se conserven.

12. Tenga cuidado con las raíces Hay plantas cuyas raíces pueden esparcirse por el suelo, lo que impide el crecimiento de las vecinas e incluso puede afectar las paredes. Es mejor plantarlos en macetas o en lugares remotos donde no causarán ningún daño.

13. Tenga cuidado con el trasplante Muchos principiantes en el jardín cometen un grave error al trasplantar plantas recién compradas. El jardinero inexperto de la simplemente los saca de allí e inmediatamente los introduce en el hoyo cavado previamente. Esto puede hacer que las raíces se enrollen entre sí y no se expandan, lo que da como resultado lo que los lleva a pudrirse debido al riego. Lo ideal durante el trasplante es arrancar las raíces, con mucho cuidado, de adentro hacia afuera hasta que ocupen su lugar natural. este paso es fundamental, especialmente en los casos en que la planta ha estado en una maceta durante demasiado tiempo.

14. Tenga cuidado con las plagas Es importante controlar las hojas y los tallos de las plantas con regularidad para detectar parásitos u hongos dañinos. Si son descubiertos, Tenemos que cortar las partes afectadas y quemarlas o desecharlas en recipientes cerrados para su eliminación por parte del organismo responsable. Si el problema persiste, no tenemos otra solución que utilizar un producto específico de inmediato, preferiblemente un producto natural o uno recomendado por un experto en la materia.

15. Mantener una lista de plantas Una vez plantado el jardín, es importante consolidar una lista de las plantas que tenemos en un solo cronograma, incluyendo su tiempo de floración, fertilización, poda y otra información importante para el mantenimiento.

Estos 15 consejos de jardinería para principiantes lo ayudarán a comenzar con este hermoso arte. Idealmente, por supuesto, deberíamos empezar a estudiar tanto como podamos.


sobre jardinería y botánica, con el fin de incorporar conocimientos teóricos a la práctica y convertirse en expertos en la materia. Para completar el jardín ideal, conviene
repase los complementos para la fauna del jardín, en concreto los muebles especiales de exterior o barbacoas. Otro ejemplo es la iluminación que ayuda
nuestro patio trasero se ve igualmente impresionante de día y de noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Related Posts

Comparar

Enter your keyword